viernes, 8 de abril de 2016

La Alhambra | Salón de los Embajadores




SALÓN DE LOS EMBAJADORES
Yusuf I     |     1333-53     |     Palacio de Comares     |     La Alhambra de Granada


Está construido en forma de cubo perfecto y se asienta en el interior de la gran Torre de Comares, la mayor torre nazarí de La Alhambra.

Las cuatro fachadas de la sala presentan una decoración exquisita. En primer lugar nos topamos con un zócalo alicatado con piezas vidriadas de lacería geométrica. Le siguen varios paños con dos tipos de caligrafías: Caligrafía Inferior y de Caligrafía Superior. Los arcos de herradura que preceden los camarines, visten los tres elementos propios del arte andalusí; Rosca, Albanegas y  Alfices. Entre los alfices, queda un espacio embellecido con bellas yeserías de atauriques y motivos geométricos, que en ocasiones se mezclan entre sí.

Sobre los arcos se asientan tres grandes paños delimitados por delicadas cintas caligráficas que narran poemas y citan relatos cósmicos. El primer paño mezcla motivos vegetales y geométricos, el segundo motivos estrellados y el tercero de cinco ventanas con arco de medio punto remata las esquinas con "motivos romboidales".  

Formas geométricas y vegetales se alternan con bandas epigráficas que alaban a Yusuf I (su constructor) y a Dios, pues como reza «solo a Él corresponde el poder; la gloria y la eternidad». El escudo nazarí y el lema «Solo Alláh es vencedor» aparece repetidamente en las paredes de la sala.

Tres de sus cuatro paredes están recorridas por nueve pequeños camarines distribuidos de tres en tres con ventanas abiertas al exterior. En ellas, esperaban ser atendidos los súbditos y cortesanos.

Las ventanas originariamente estarían cerradas por extraordinarias vidrieras llamadas qamriyya, de donde el palacio toma su nombre. Las celosías de madera que en la actualidad cubren estas ventanas son una reposición reciente que nos ayuda a recrear el ambiente mágico de claroscuro que envolvería todo el salón en aquella época.


                    



CÚPULA DE LOS SIETE CIELOS

El salón del Trono está cubierto por la majestuosa Cúpula de los Siete Cielos, una de las auténticas joyas de La Alhambra. Se trata de una bóveda esquifada hecha con miles de piezas coloreadas de madera de cedro. Su estructura está escalonada en cuatro niveles ascendentes que mueren en un gran cubo de mocárabes en el centro. El esquema de la cúpula simboliza el cosmos y la idea del Paraíso Islámico.

Se decora con siete tipos de coronas de estrellas concéntricas que van ascendiendo progresivamente y que representan cada uno de los siete cielos que debe superar el alma hasta llegar al último nivel de la cúpula, el Paraíso Islámico.

Las cuatro aristas del techo que confluyen en esta cúpula central simbolizan los cuatro árboles del Universo (heredados de la cultura judía y asimilados por el islam).

Sobre la cornisa de mocárabes, aparece distribuida casi completa la sura 67 del Corán, la sura de la Estancia, describiendo los siete cielos del Corán donde realmente descansa la cúpula. Con esa lectura el sultán se vería legitimado por la presencia cupular de este espacio áulico y a la vez cósmico.

Por último, del suelo original, muy deteriorado, sólo queda un pequeño resto de mosaicos en el centro del salón.







                         



BIBLIOGRAFÍA

-  Alhambra, La, Ed. Miguel Sánchez
-  Nuevo Arterama Historia del Arte, Vicens Vives, 2005
-  Historia del Arte, Angulo Ibáñez, 1971
-  Cuentos de LA Alhambra, Washington Irving, 1832, Ed. Miguel Sánchez







OTROS DOCUMENTOS DISPONIBLES:




                                                                               
                   



VÍDEOS RELACIONADOS:




                                     





0 comentarios :

Publicar un comentario