Entorno Virtual de Aprendizaje?

Un E.V.A. es espacio educativo alojado en la web conformado por herramientas informáticas que posibiliten la interacción didáctica con los usuarios.

Navegación 2.0

Recorre todos las secciones de nuestra web a través de la barra de navegación desplegable y el buscador de entradas.

Videos didácticos

Las obras de arte más importantes y los momentos artisticos más relevantes explicados paso a paso.

Encuentra todo lo que necesitas

Reportajes, exámenes, ejercicios, actividades y mucho más para descargar directo tu ordenador.

Internet y redes sociales

No te pierdas nada con esta plataforma accesible y actualizada a todos los nuevios medios.

jueves, 27 de abril de 2017

Curiosidades | Los once censurados de la animación (The censored Eleven)


CURIOSIDADES

LOS ONCE CENSURADOS




Se conocen como los 'Once Censurados', al número de cortometrajes animados que la compañía Warner Bros. retiró de las distribuidoras entre las décadas de los 60 y 70 por contener imágenes racistas u ofensivas para el público.

El cine, como las demás formas de arte, se ve influenciado por los cambios en la mentalidad de sus espectadores. Lo que en algún momento puede resultar innovador y fascinante para una audiencia, algunos años después será considerado aburrido por otra; lo que en algún momento fue socialmente aceptado para algunos puede llegar a ser extremadamente ofensivo para otros con el transcurso del tiempo. Este es el caso de los Once Censurados (Censored Eleven), un grupo de cortometrajes producidos por Warner Brothers durante los años 30's y 40's que, en su momento, fueron distribuidos en el cine y que, por ser considerados  racistas, han dejado de ser exhibidos tanto en cine como en televisión por mas cincuenta años.


El cortometraje 'Aventura en la selva' (1938) fue denunciado por mostrar una imagen estereotipada
y ofensiva de la raza negra


Durante más de tres décadas, desde los años 20's hasta los 60's, fue bastante común que los grandes estudios crearan series de cortometrajes animados que eran presentados antes de sus películas. Mientras Disney tenía las “Silly Symphonies”, Warner Brothers creó las dos series más famosas de este tipo “Looney Tunes” y “Merrie Melodies” (Fantasías Animadas de Ayer y Hoy). Estas dos series de cortometrajes se convirtieron estandartes del cine animado estadounidense y en el hogar de personajes como Bugs Bunny, el Pato Lucas, Piolín y Silvestre. Cargados de innovación y mucho sentido del humor, los cortos también estaban llenos de estereotipos raciales que en su momento eran utilizados como chistes. Es así que personajes latinos, japoneses, indígenas americanos, judíos y sobre todo los afroamericanos eran utilizados de formas que hoy en día resultan ofensivas.

Con la llegada de la televisión, la productora United Artists, que tenía los derechos de distribución de Looney Tunes y Merrie Melodies, decidió llevarlos a este nuevo medio. Sin embargo, en un Estados Unidos que tenía cada vez más presente la lucha por los derechos civiles, los estereotipos de muchos de los cortos se volvieron inadecuados. Muchos fueron editados, creando las versiones que conocemos hoy en día, pero algunos cortos de estas dos series tienen un contenido racista tan alto que ni la edición los pudo hacerlos socialmente aceptables. Estos once cortometrajes nunca han sido transmitidos en televisión.


'Negra carbón y los siete enanos' (1943) fue uno de los once cortos que fueron retirados por contener
imágenes racistas y alusiones sexuales


Los Once Censurados tienen como elementos comunes el uso de términos degradantes hacia los afroamericanos, además de representarlos como ignorantes y perezosos. Otro elemento común es el uso del llamado blackfacing, en el que los rasgos de los personajes afroamericanos son exagerados hasta hacerlos caricaturescos, oscureciendo sus rostros y agrandando sus labios y ojos.

Aunque la gran mayoría de los once censurados se pueden encontrar en internet e incluso  “Hittin’ the Trail for Hallelujah Land”, “Jungle Jitters” y “All This and Rabbit Stew” ya pasaron a ser de dominio público, todavía siguen siendo desconocidos para la mayoría de los espectadores. Esto ha sido criticado por los historiadores del cine, quienes en su mayoría reconocen la amplia carga racista de estas producciones, pero quienes dicen que pueden  ser presentados en un contexto educativo. La mayoría de las voces de protesta hacia la censura de estos cortos se centran en “Coal Black and de Sebben Dwarfs” y “Tin Pan Alley Cats”, ambos considerados entre los mejores ejemplos del uso del jazz en el cine animado de la época y entre los mejores cortometrajes de la historia del cine estadounidense.

Con el paso del tiempo, más cortometrajes han ido siendo censurados por su contenido racial—incluso algunos que ya habían sido ampliamente difundidos—. Es el caso de la colección de cortos que tienen como protagonista a Speedy Gonzales, los cuales fueron retirados de la televisión en 1999 por ser considerados ofensivos hacia los latinos. Sin embargo, los Once Censurados siguen siendo el principal ejemplo de cómo los rápidos cambios en las mentalidades de las personas pueden cambiar por completo las valoraciones que se tienen del arte. El arte, a fin de cuentas, es una experiencia que no sólo consiste en el objeto material (la obra) sino también en su relación con el espectador y el contexto en el que es presentado.


                                        



La lista de cortos censurados es la siguiente:



1. Siguiendo el rastro de la tierra del Aleluya (Hittin’ the trail for Hallelujah Land, 1931, Rudolph Ising)
2. El Domingo es tiempo de reunión (Sunday Go to Meetin’ Time, 1936, Fritz Freleng)

3. Pastos limpios (1937, dirigida por Fritz Freleng)

4. El adosado del tío Tom (Uncle Tom’s Bungalow, 1937, Tex Avery)

5. Aventura en la selva (Jungle Jitters, 1938, Fritz Freleng)
6. La Isla del Pingo Pongo (The Isle of Pingo Pongo, 1938, Tex Avery)
7. Todo esto y estofado de conejo (All this and rabbit stew, 1941, Tex Avery)
8. Negra carbón y los siete enanos (Coal Black and the sebben dwarfs, 1943, Robert Clamptett)
9. Los gatos del Tin Pan Alley (Tin Pan Alley Cats, 1943, Robert Clampett)
10. Angelito felino (1944, Chuck Jones)
11. Ricitos de oro y los osos jazzeros (Goldilocks and the Jivin’ Bears, 1944, Fritz Freleng)


1. Siguiendo el rastro de la tierra del Aleluya 
(Hittin’ the trail for Hallelujah Land, 1931, Rudolph Ising) 

La parodia de dos cortometrajes de Disney (Steamboat Willie y The Skeleton Dance), este corto tiene como protagonista a Piggy, la versión parodiada de Mickey Mouse de las “Merrie Melodies”




2. El Domingo es tiempo de reunión 
(Sunday Go to Meetin’ Time, 1936, Fritz Freleng)

Un cortometraje formado por pequeños sketchs de una comunidad afroamericana que todos los domingos se paraliza por el servicio religioso.





3. Pastos limpios 
(Clean Pastures, 1937, Fritz Freleng)

Este cortometraje, que es una parodia de la película “The Green Pastures”, cuenta la historia de un grupo de ángeles afroamericanos que buscan llevar nuevas almas al cielo.





4. El adosado del tío Tom 
(Uncle Tom’s Bungalow, 1937, Tex Avery)

Este cortometraje cuenta la historia de Uncle Tom, un esclavo que busca conseguir el dinero para pagar por su libertad.





5. Aventura en la selva 
(Jungle Jitters, 1938, Fritz Freleng)

En este cortometraje, una tribu africana entra en contacto con el mundo moderno a través de un explorador blanco que llega a su territorio.




6. La Isla del Pingo Pongo
(The Isle of Pingo Pongo, 1938, Tex Avery)

Sin una historia definida, este corto muestra a la vida de los nativos de una isla olvidada.





7. Todo esto y estofado de conejo
(All this and rabbit stew, 1941, Tex Avery)

El único cortometraje de esta lista que tiene como protagonista a Bugs Bunny, cuenta la historia del enfrentamiento entre el conejo de la suerte y un cazador afroamericano.




8. Negra carbón y los siete enanos
(Coal Black and the sebben dwarfs, 1943, Robert Clamptett) 

Una de las tantas versiones de la historia de Blanca Nieves (ver también: Las mil y una caras de Blanca Nieves). Este cortometraje usa personajes afroamericanos para interpretar el famoso cuento de hadas.






9. Los gatos del Tin Pan Alley
(Tin Pan Alley Cats, 1943, Robert Clampett)

La historia de un gato que asiste a un extraño club de jazz. Este corto está lleno de elementos fantásticos.








10. Angelito felino
(Angel Puss, 1944, Chuck Jones)

Dirigido por el mítico Chuck Jones, este corto cuenta la historia de un joven que es atormentado por el fantasma de un pequeño gato.





11. Ricitos de oro y los osos jazzeros
(Goldilocks and the Jivin’ Bears, 1944, Fritz Freleng) 

Un corto cargado de jazz que tiene elementos de las historias de Ricitos de Oro y Caperucita Roja.








Texto extraído de: www.filmicas.com




miércoles, 26 de abril de 2017

Historia de la animación | Looney Tunes


HISTORIA DE LA ANIMACIÓN  |  CAPÍTULO  4




LOONEY TUNES

LA REVOLUCIÓN ANIMADA DE LA WARNER BROS.






Looney Tunes es la serie de animación más emitida en TV. Los artistas de la compañía Warner Bros. crearon un estilo surrealista, innovador y revolucionario capaz de hacer sombra al imperio Disney y de donde nacieron personajes tan populares como Bugs Bunny, El pato Lucas, el cerdito Porky, Silvestre y Piolín o el Coyote y el Correcaminos… auténticos iconos de la cultura pop. Pero, ¿qué artistas dieron vida a éstas caricaturas? ¿Quiénes fueron sus creadores? Conozcámoslos. 




Durante las más de tres décadas que los estudio Warner produjeron cortometrajes animados, la lista de directores que pasaron por sus filas es interminable. Algunos de ellos marcaron un estilo en la compañía y lograron varios Oscar,  pero fue sin duda el trabajo en equipo y la libertad creativa la clave del éxito de Looney Tunes.

Dicho esto, hay cinco artistas que sobresalen por encima del resto, cinco directores que además de ser los más importantes de la Warner Bros. también fueron los que mayor legado han dejado al género de la animación. Estos son Fritz Freleng, Tex Avery, Chuck Jones, Bob Clampett y Robert McKimson.




El comienzo de los Looney Tunes se remonta a los años treinta cuando el productor de cine Leon Schlesinger convence a los hermanos Warner para abrir un estudio de animación y proyectar sus cortometrajes antes de los créditos iniciales. Este evento atrajo a multitud de artistas como los animadores Hugh Harman y Rudolf Ising que dieron vida al primer personaje animado de la compañía y el primero también de la serie Looney Tunes. Era ‘Bosko’ (1930), un chico de raza negra con un diseño muy similar al de Félix el gato y el ratón Mickey.


                                        


Desde su primer corto ‘Hundiéndose en la bañera’ (Sinkin’ in the bathtum) (Harman & Ising. 1930. Warner Bros.), Bosko protagonizaría 39 musicales más repitiendo un estilo narrativo muy reconocible: escasa trama y abundancia de música y baile.  Pero eran los primeros años de la animación con sonido y el público disfrutaba simplemente viendo personajes hablando y moviéndose al ritmo de la música.

Al margen de Looney Tunes, Warner Bros. produciría también la serie Merrie Melodies –‘Fantasías animadas de ayer y hoy’-, una notable parodia de las sinfonías tontas (Silly Symphonies) de Disney donde el estudio experimentaba con nuevos personajes introducidos en una base narrativa musical.



FRITZ FRELENG   (1906-1995)

Del primer grupo de animadores que trabajó para Warner Bros. saldrían la mayoría de directores de las décadas siguientes y también algunos de los mejores artistas de la animación como el maestro Friz Freleng (1906-1995).

Isador “Fritz” Freleng fue uno de los caricaturistas más importantes de la Warner, dirigiendo la compañía en dos ocasiones. Fue éste pionero y reconocido director estadounidense quién dirigiría la serie por primera vez creando los diseños iniciales del cerdito ‘Porky’ (1935) y Bugs Bunny (1942) durante su primera etapa de dirección y rediseñando los de Silvestre, Piolín y Speedy Gonzales con posterioridad.

Con un ingenio renovador y dinámico,  Freleng proyectó en sus cortometrajes un modelo narrativo que sería la simiente del cartoon contemporáneo, desarrollando el gag humorístico hasta su expresión más censurable y reproduciendo el ritmo de las secuencias a un ritmo desmedido, nunca antes visto por los espectadores.


                                        


Freleng fue el primero en dirigir el famoso estudio de artistas conocido como ‘The termite terrace’, una destartalada azotea plagada de termitas donde la Warner Bros. había ubicado su precario departamento de animación. Sin embargo, a razón de sus logros y condecoraciones, no serían las termitas las que darían fama a esta terraza sino la continua sucesión de artistas  sobresalientes que saldrían de éste reducido salón a partir de entonces.

En 1937, Fritz Freleng abandonó la Warner para trabajar con otros estudios pero, tras un periodo de tres años, retomaría su puesto en la compañía para alternar sus labores de dirección y producción hasta el cierre de los estudios.

Fue el director más reconocido de Warner Bros. con cuatro premios Oscar, creó las bases del dibujo animado contemporáneo y marcó las directrices artísticas de los Looney Tunes para que otros animadores continuaran su trabajo en los años siguientes.


                                        


El éxito inicial de los Looney Tunes radicaba principalmente en dos rasgos esenciales: por un lado, la caracterización de los personajes, con una personalidad propia y muy definida y, por otro, una perfecta puesta en escena de los gags y las situaciones cómicas. Esta suma de características los diferenció desde un principio del realismo y amaneramiento de Disney y llegó incluso a superarlos en galardones antes del cierre de los estudios.

La reconocida marca Warner de animación veloz, alocada y delirante sería reproducida a continuación por los artistas de la ‘termite terrace’, discípulos aventajados de Freleng  que continuaron su estilo y lo elevaron a su expresión más barroca.



TEX AVERY   (1908-1980)

Antes de que Friz Freleng dejara la compañía Warner y tras una larga insistencia por hacerse con la dirección artística, Leon Schlesinger dio la alternativa a un joven y por entonces desconocido Tex Avery, quien sería considerado en un futuro como el animador más brillante de la historia y uno de los artistas más influyentes del cine.

Frederick Bean Avery fue el director estrella de la llamada ‘Edad de Oro de la animación estadounidense’. Con una innata facultad para el dibujo y un desarrollo preciso del timing en la narración, consiguió en muy poco tiempo implantar un estilo inconfundible basado en la acción frenética, las resoluciones disparatadas y la introducción de un lenguaje humorístico cada vez con más alusiones a un público adulto.


                                        


Avery es el padre del dibujo animado absurdo y exagerado que estamos acostumbrados a ver en televisión y  aunque sus alusiones al sexo o la violencia fueron motivo de censura durante muchos años, su continua experimentación en las posibilidades de la animación consiguió llevar al humor gráfico donde nadie fue capaz de hacerlo.

Su estilo excéntrico e imprevisible ha tenido influencia en todos los estudios de animación desde entonces e incluso ha trascendido a otros directores de cine que ha reconocido haber crecido con estos cortos como Steven Spielberg, Robert Zemekis, Joe Dante o Tim Burton. Su huella puede verse en películas como Roger Rabbit, Sólo en casa, el genio de Aladdin, La máscara o Los Simpsons.

Tras desavenencias con  Schlesinger, Avery abandonó Warner y fichó por Metro Goldwing-Meyer donde según los críticos alcanzó sus picos más creativos. Pero para entonces el genio de Texas ya había creado una escuela en los Looney Tunes tan importante que conseguirían hacer evolucionar su estilo y renovar el género en las décadas posteriores… como es el caso del maestro Chuck Jones.


                                        





CHUCK JONES   (1912-2002)

El actor Robin Williams lo definió como el Picasso de la animación y la popularidad de sus creaciones como El Coyote y el Correcaminos, Pepe Le Pew o el marciano Marvin, justifican la obra del Chuck Jones como uno de los más importantes artistas de la Warner Bros.

Charles M. Jones fue uno de los estrechos colaboradores de Tex Avery cuando éste estuvo al frente de los estudios de manera que cuando fue nombrado nuevo director de la Warner ya contaba con una amplia experiencia.

La etapa de Chuck Jones al frente de los Looney Tunes es posiblemente la más artística de cuantas vivió la compañía con un estilo muy sofisticado de trazos definidos y líneas estilizadas que podría considerarse el periodo 'rococó' de la animación Warner.


                                        


Aunque técnicamente su animación estuvo menos producida, sacrificando el detalle por la secuencia limitada, sus méritos como director se fundamentaron en un diseño renovador de la imagen Warner y un sentido de humor más intelectual que surrealista.

De su época al frente de Looney Tunes nacieron algunos de los personajes más recordados como el Coyote y el Correcaminos, donde llevó el recurso del gag humorístico a su expresión más reconocida, pero también los de Marvin el marciano, la bruja Hazel o Pepe Le Pew y la rana “Michigan”, por los que obtuvo dos premios Oscar.


                                        


Como citábamos en un principio, el éxito de Warner no radica en una sola persona sino que es el resultado de la confluencia de diversos directores, animadores y guionistas que con la ayuda de un equipo de dibujantes expertos, lograron que Looney Tunes sea a ser la serie más reproducida de la historia. Así, nombres como el compositor Carl Stalling, el guionista Michael Maltese, el animador Hawley Pratt o el actor de doblaje Mel Blanc serían también parte esencial de este triunfo.




A la exitosa lista de directores que consagraron la Warner deben añadirse también los nombres de Bob Clampett y Robert McKimson. Ambos artistas asumieron las labores de dirección en diferentes épocas de la compañía, facturando algunos de los mejores cortos emitidos y aportando ideas y personajes imprescindibles para la Warner. Clampett introdujo al cerdito Porky en los papeles protagonistas y produjo alguno de los cortometrajes más surrealistas de los estudios mientras que Robert McKimsom, años después, aportaría los últimos personajes de Looney Tunes como Speedy Gonzales, el Gallo Claudio o el Demonio de Tazmania.

El declive comercial y estético que sacudió a todo el sector de la animación durante la década de los 60 produjo en la Warner en una serie de recortes, despidos y cambios de dirección que se acabaría plasmando en una perdida en la calidad de las producciones y que provocaron a la larga que la serie Looney Tunes concluyera a finales de 1963 y con ella, el cierre de los estudios.

Desde entonces, los personajes de Warner han seguido vivos hasta hoy a través de continuas reposiciones, especiales televisivos, largometrajes y nuevas series en los años noventa que han intentado recuperar el espíritu del cartoon clásico como Tiny Toon o Animaniacs y recientemente El Show de los Looney Tunes, con un diseño más acorde a las series actuales.


                                        




Volver atrás                    Continuar                    Volver al menú




OTRAS IMÁGENES:


                                        


                                        




OTROS VÍDEOS RELACIONADOS:


                                          




lunes, 24 de abril de 2017

Eventos | Nagar Kirtan, el desfile tradicional de la religión Sij




EVENTOS


NAGAR KIRTAN

El desfile tradicional de la religión Sij





El Nagar Kirtan reúne cada año a los fieles de la religión Sij para un colorido desfile que recorre las calles de la ciudad cantando rezos y ofreciendo agua, fruta y alimentos típicos de La India.




El sijismo es una religión india fundada por Gurú Nanak (1469-1539), que se desarrolló en el contexto del conflicto entre las doctrinas del hinduismo y del islam durante los siglos XVI y XVII. A los seguidores del sijismo se les llama sijes y es la novena religión del mundo por número de creyentes.

La religión Sij o Sikh fue fundada en la india por el Gurú Nanak y difundida a través de las enseñanzas de diez Gurús (1469-1708) El décimo Maestro, el Gurú Gobind Singh, puso fin al Gurúado personal y proclamo el Gurú Granth Sahib, Escritura Sagrada de los Sikhs, como el eterno Gurú para siempre. El Gurú Granth Sahib fue escrito y fue compilado por los mismos Gurús y por tal razón es auténtico. No narra la vida del Gurú Nanak, sino que se dedica única y totalmente a la gloria del Dios Omnipotente.


                                        


Las creencias  

El Gurú Nanak predico el Sijismo como una religión estrictamente monoteísta que requiere la creencia en nada excepto un Único Dios Supremo. El Sikhismo rechaza todo ayuno, todo rito y todo ritual. La mortificación del cuerpo, la auto tortura, la penitencia y la renuncia de lo terrenal. Existe pero un Único Dios para glorificar. Reconoce la existencia de la misma luz celestial en cada ser humano, rico o pobre, independientemente de la casta alta o baja, el credo, el color, la raza, el sexo, la religión o la nacionalidad. Por lo tanto, las puertas del templo Sikh, llamado un gurdwara, están abiertas a todos y a todas en este mundo sin ningún prejuicio o discriminación social.




Las enseñanzas éticas y morales

El Gurú Nanak decretó tres principios para la conducta diaria.
  1. Naam Japo: Invocar a meditar constantemente en dios, pues un cuerpo yace muerto sin la vida y la vida misma yace muerto sin Naam el nombre de Dios
  2. Kirat Karo: Ganarse el sustento por medios honrados.
  3. Vand Chhako: En su Nombre, compartir el futuro de tu labor como expresión de tu amor y tu compasión para con la humanidad.
Asimismo, se da énfasis a:
  • Vivir como ser honesto: la base entera da la religión Sikh se funda en el vivir de manera honesta. El Gurú dice, "La verdad es valiosa, pero todavía más valioso es el vivir honestamente".
  • La castidad moral: el adulterio se prohíbe de manera absoluta en la religión Sikh.
  • No fumar y no consumir drogas.
  • No disfrutar la calumnia: la falsedad o la falsificación de los hechos.
Por su carácter esencial, la iglesia Sikh labora para liberar al ser humano de las cadenas del materialismo. Tiene como meta el vivir una vida llena de virtud y el llegar al nivel espiritual más elevado, lo cual conduce a la realización de la Beatitud Suprema, es decir, el lograr la emancipación sobre la vida terrenal.

Dastar (El turbante Sij)

Hoy en día, la misma existencia del turbante hace pensar en la nación Sij: es una parte esencial de su vestimenta. Aunque el origen de los sijes se remonta al 29 de marzo de 1698, el turbante es tan viejo como la religión. Desde el Gurú Nanak Sahib fundador del Sijismo, el turbante ha sido un elemento indispensable. Además de ser una obligación para los fieles, el uso del turbante es una tradición en Asia.

Aun no se ha determinado si el turbante Sikh (Dastar) y el turbante de Oriente Medio (Dulband), tienen un origen común. La etimología de lo palabra se explica por si misma: en persa, turbante es "Dulband" y en turco "Tulband". El término turco pasó a "Turbante" en italiano, "Turbant" en francés y "Turban" en inglés. Los Sikhs prefieren el uso de la palabra "Dastar" en lugar de "Turban".

El turbante ya se conocía en Europa inclus antes del siglo XV: en la National Gallery de Londres se conserva un óleo pintado por Jan Van Eyck y titulado "Hombre con turbante", que data aproximadamente de 1433. Para un sij el "Dastar" no es un simple gorro o prenda de vestir, sino que forma parte de la religión misma. Es una representación de la identidad religiosa y la cohesión de la nación Sikh.


                                        


Cinco palabras con K, las cinco reglas de la Khalsa: elementos esenciales del uniforme sij. 

El Gurú Gobind Singh, el Décimo Maestro, creó la Khalsa: los Cinco Amados o Panj Payaras, a quienes se le confía la responsabilidad de la iniciación sij. La Khalsa se crea como una orden militar y guerrera y bajo la orden del Gurú, cada Sikh es bautizado según el Khande Di Pahul y se le requiere seguir las cinco reglas codificadas en cinco palabras iniciadas con la letra K:
  1. Kesh: Pelo largo o sin cortar. Esta es la primera seña de la fe Sikh.
  2. Kanga: Pequeño peine para limpiarse el pelo.
  3. Kachha: Ropa interior de algodón, pantalón corto de un guerrero.
  4. Kora: Pulsera de acero en la muñeca para recordarle al creyente las enseñanzas del Gurú.
  5. Kirpan: Espada para la auto defensa y un símbolo de la dignidad, el poder y el espíritu invencible.



Festividad Nagar Kirtan, el desfile del color

El Nagar Kirtan es una de las festividades de la religión sij que se lleva a cabo en muchas de las ciudades donde la comunidad cuenta con mayor número de seguidores. Se trata de un desfile colorido y festivo donde los fieles recorren las calles de la ciudad cantando rezos en una procesión que encabeza el pastor de cada comunidad y en la que se invita a los vecinos a conocer su cultura y su tradición con ofrendas de agua, zumos, fruta y productos típicos de La India.


                                        


Estas comunidades religiosas se encuentran en la mayoría de países tanto de Europa, América o Asia y en España cuentan con más de 80.000 seguidores.




OTRAS IMÁGENES: