viernes, 26 de enero de 2018

Muerte | Gil de Ronza | 1523 | MNE | Valladolid





MUERTE

Gil de Ronza | 1523 | MNE | Valladolid




Nos encontramos ante una de las imágenes más macabras del Museo Nacional de Escultura de Valladolid. Es una visión de la muerte de 1523, tallada en madera policromada, con unas dimensiones de 169 x 62 x 48 cm. y procedente del Convento de San Francisco de Zamora.

La realización de esta singular escultura se debe al artista de origen flamenco Gil de Ronza, que en el primer cuarto del siglo XVI estaba activo en el entorno de Zamora y participó en la decoración de la Capilla Dorada de la catedral de Salamanca, donde también se incluye una figura similar.

El tema de la muerte, representado por un cadáver descarnado o esquelético, ha sido una referencia plástica constante en la Edad Media, especialmente desarrollada en las manifestaciones del gótico tardío, cuando florece una visión de la muerte marcada por el miedo, el sentido de lo macabro y la conciencia de la miseria humana. Se difunde desde entonces su imagen como una anatomía humana cadavérica. En este caso, la imagen formó parte de una completa secuencia iconográfica sobre el Credo cristiano, realizada para la capilla funeraria del deán Vázquez de Cepeda, en el convento de San Francisco de Zamora. Cubierta con su sudario y sosteniendo la trompeta del Juicio Final, ilustraba el momento de la Resurrección de los muertos.

Frase latina


                                        



MEMENTO MORI

"¡Respice post te! Hominem te esse memento. (¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre.)"


Frase latina empleada en la Antigua Roma






OTRAS IMÁGENES:


                                        

                                        



0 comentarios :

Publicar un comentario