miércoles, 28 de febrero de 2018

Rinoceronte | Alberto Durero | 1515 | British Museum | Londres | Inglaterra




RINOCERONTE

Alberto Durero | 1515 | British Museum | Londres | Inglaterra




El rinoceronte de Alberto Durero es una de las obras más conocidas del pintor alemán y también una de las xilografías más importantes de la historia del arte. Aunque nunca tuvo delante uno de estos animales, unos bocetos y descripciones le valieron para crear este modelo repetido tantas veces hasta nuestros días.




Tras ciento veinte días de travesía marítima, el 20 de mayo de 1515 desembarcó en Lisboa, procedente de la India, el primer rinoceronte que se veía en Europa desde la época de los romanos. Era el regalo que le había hecho el sultán de Gujarat a Alfonso de Albuquerque, gobernador de Indias portuguesas, y que éste a su vez envió al rey Manuel I de Portugal.

La adquisición de animales exóticos, procedentes de África o Asia en su mayoría, era una costumbre tan extendida entre las realezas europeas que llegaron a contar con  sus propios zoológicos privados y aunque el monarca luso contaba ya con cinco  elefantes, la bestia causó gran sensación en Europa. Se sabía de la existencia de este extraño animal gracias a las descripciones que había hecho Plinio el Viejo en su Historia Natural, allá por el siglo I, pero muchos creían que se trataba de seres legendarios como las sirenas o los unicornios. Ahora tenían delante la prueba real de aquellas leyendas.


                                                                                


Ganda -rinoceronte en gujarati-, como fue bautizado en su tierra natal pasó a formar parte de la colección real y se convirtió en la gran atracción de los crueles espectáculos de lucha de fieras, donde fue enfrentado contra un elefante siendo vencedor el primero de ellos. El rinoceronte fue centro de todas las conversaciones de la Lisboa renacentista y su imagen fue esculpida como recuerdo en una de las construcciones más bellas de Portugal, la torre de Belém, edificada entre 1515 y 1520. En la fachada oeste, mirando hacia el Atlántico, continúa bajo una de sus torrecillas este recuerdo al rinoceronte indio.

La imagen más antigua que se conserva del rinoceronte es la que ilustra un poema escrito por un médico italiano llamado Giovanni Giacomo Penni. Se imprimió en Roma el 13 de julio de 1515, dos meses escasos después de la llegada del animal a Lisboa, lo que demuestra que la noticia corrió como la pólvora. La única copia que se conoce de poema está en la Biblioteca Colombina de Sevilla.


                                                                                


En diciembre de 1515 el rinoceronte se embarcó en la que sería su última travesía. Cuando el rey portugués se cansó del animal decidió enviarlo a Roma como presente para el papa León X con el que le convenía tener buenas relaciones. Por desgracia, tras una breve parada en una isla cercana a Marsella, donde el rey Francisco I de Francia pudo contemplar al animal, el navío naufragó bajo una tormenta en el estrecho de Portovenere y tanto la tripulación como el rinoceronte, encadenado a la cubierta, se ahogaron frente a las costas de Liguria. Este hecho ponía fin a la pobre historia de Ganda y Europa no volvería a ver un animal como este hasta el siglo XVIII.


Alberto Durero, Rinoceronte (1515, dibujo a tinta sobre papel), Museo Británico, Londres

De todas las imágenes que se conservan de Ganda, la más famosa es el grabado que hizo en 1515 el famoso pintor Alberto Durero, máximo exponente del renacimiento alemán. El diseño presenta rasgos propios de un rinoceronte indio pero es en su mayoría resultado de la imaginación del artista. La verdad es que Durero nunca estuvo frente a este animal y para dibujarlo se basó en una  descripción escrita y un boceto anónimo que circulaban por Europa (en los que también debió inspirarse Giovanni Giacomo Penni). Retrató al rinoceronte con una armadura compuesta de placas ornamentadas, patas escamadas acabadas en pezuñas y con su característico cuerno, que se repite curiosamente mucho más pequeño en la espalda. El artista crea un animal semi-mítico pero con un diseño muy parecido al modelo original e incluso consigue que parezca más colosal comprimiéndolo entre los márgenes de la estampa, como si no cupiese bien en ella. Aparte de la xilografía, se conservan un par de dibujos preparatorios en los que el rinoceronte mira hacia la izquierda.


                                                                                


En la parte superior de la xilografía, Durero incluyó una descripción del animal  basada en la que había hecho Plinio el Viejo y que dice más o menos lo siguiente:

“El primero de mayo de 1513 el poderoso rey de Portugal, Manuel de Lisboa, trajo este animal vivo desde la India, llamado rinoceronte. Esta es una representación fiel del mismo. Es del color de una tortuga manchada y está recubierto casi en su totalidad de gruesas escamas. Es del tamaño de un elefante, pero tiene las piernas más cortas y es casi invulnerable. Tiene un cuerno fuerte y puntiagudo sobre el hocico, que afila en las rocas. Es el enemigo mortal del elefante. El elefante tiene miedo del rinoceronte porque cuando se encuentran, el rinoceronte carga con la cabeza entre las patas delanteras del elefante y desgarra  su estómago, sin que el elefante pueda defenderse. El rinoceronte está tan bien armado que el elefante no puede dañarle. Se dice que el rinoceronte es rápido, impetuoso y astuto.”




La estampa de Durero tuvo mucho éxito y llegaron a imprimirse entre 4.000 y 5.000 copias durante la vida del artista, y muchísimas más desde entonces. Con el paso de los siglos, esta imagen ha servido de modelo e inspiración para muchos artistas y jóvenes aprendices que todavía hoy copian a Ganda en aulas de arte y academias.


                                                                                


BIBLIOGRAFÍA:


  • Historia National Geographic
  • www.harteconhache.com
  • Wikipedia


OTRAS IMÁGENES:


                                                                                

                                                                                


OTROS VÍDEOS:


                                                                                


0 comentarios :

Publicar un comentario