viernes, 29 de diciembre de 2017

Cine Fórum | Un hombre llamado Caballo (Elliot Silverstein, 1970)








UN HOMBRE LLAMADO CABALLO

(A man called Horse) Elliot Silverstein / 1970






Un hombre llamado Caballo (A Man Called Horse) es una película estadounidense de 1970 basada en el cuento homónimo escrito por Dorothy M. Johnson, publicado por primera vez en 1950 en la revista Collier's y después, en 1968, en el libro de la autora llamado Indian Country. La película, que fue dirigida por Elliot Silverstein y contó con Richard Harris como actor principal, en parte es en el idioma dakhota, una lengua sioux. La historia es narrada íntegramente desde el punto de vista de la tribu india.

Se cuenta una historia que quizá hoy en día ya está bastante tratada: un hombre blanco entra a formar parte de una tribu de indios. Aun así, la película se diferencia de las demás que tratan ese mismo tema por su estilo pseudo-documental que, sin llegar a serlo en exceso, sí que da un aire más natural a la historia.

El director, Elliot Silverstein, narra con efectismo a la vez naturalista y gore esta peripecia de supervivencia, honor y amistad, que rompe estereotipos con respecto a la cultura india, aunque finalmente convierta al aristócrata blanco en verdadero héroe mítico de la tribu. Para conseguir el antes mencionado estilo pseudo-documental, el director investigó durante bastante tiempo, conviviendo con indios Sioux, para intentar conseguir la máxima fidelidad a la hora de representar el estilo de vida de la tribu.

Este título fue un gran éxito comercial, porque por primera vez se «describía por dentro las costumbres de una tribu india», sin embargo es criticado por muchos activistas indios, llamándola inclusive «la película más blanca de todas». Es la interpretación más conocida de Richard Harris, que alcanzó la fama con ella y volvería a representar al personaje principal en dos secuelas.


                                        


A finales de los sesenta el western se encontraba en un punto muerto. La renovación de este género eminentemente norteamericano iniciada en Europa por directores como Sergio Leone o Sergio Corbucci había tocado techo y permanecía ensimismada atendiendo a los patrones establecidos por obras como «Por un puñado de dólares» (Per un pugno di dollari, 1964) o Django (íd., 1966). Mientras, «Grupo salvaje» (The wild bunch, 1969), de Sam Peckinpah, daba una vuelta de tuerca gracias a su inusitada violencia y a su peculiar montaje. Del mismo modo, el bueno de «Bloody Sam» ofrecería un original punto de vista con su personal y lírica «Balada de Cable Hogue» (The ballad of Cable Hogue, 1969. Sin embargo, ambas propuestas se enmarcan aún dentro de la concepción clásica y sería preciso esperar a títulos como «Sin perdón» (Unforgiven, 1992), de Clint Eastwood, o «Bailando con lobos» (Dances with wolves, 1990), de Kevin Costner, para asistir a una regeneración completa del género.

Justo en los albores de la década de los setenta, se consagró un subgénero que tiende una mirada amable a los nativos americanos y que hunde sus raíces en la década de los cincuenta con títulos como «Flecha rota» (Broken arrow, 1950), de Delmer Daves; «La puerta del diablo» (Devil’s doorway, 1950), de Anthony Mann; oCubierta «Apache» (íd., 1954), de Robert Aldrich. Cuando el movimiento hippy alcanzaba su punto de inflexión, el director Elliot Silverstein estrenó «Un hombre llamado Caballo» (A man called Horse, 1970), título imprescindible en el cine «pro indio» y que ofrece un acercamiento a los usos y costumbres de los sioux.

Puedes leer un excelente artículo sobre esta película en pinchando aquí.





Visita nuestro Cine Fórum 
para ver más películas:





VÍDEOS RELACIONADOS:




0 comentarios :

Publicar un comentario