lunes, 9 de enero de 2017

Glosario | Vasos canopos





GLOSARIO

VASOS CANOPOS




Se denominan vasos canopos –canópeos o canópicos- a los recipientes empleados en el Antiguo Egipto para depositar las vísceras de los difuntos durante el proceso de embalsamamiento.

La palabra «Canopo» deriva de la ciudad del Bajo Egipto, Canopus y su asociación con estos vasos se debe a un error de identificación cuando unas vasijas de formas similares fueron encontradas en esta ciudad a principios del siglo XX.

Según su forma y su función podemos diferenciar cuatro tipos de vasos canopos representados por cada uno de los cuatro hijos de Horus. Cada uno de ellos representa una divinidad y está destinado a preservar y proteger una parte determinada del cuerpo del difunto.

Las divinidades representadas son las siguientes:

  • Amset: vasija con cabeza humana, guarda el hígado.
  •  Hapy: vasija con cabeza de babuino, guarda los pulmones.
  • Kebeshenuef: vasija con cabeza de halcón, guarda los intestinos.
  • Duamutef: vasija con cabeza de chacal, guarda el estómago.



Cada vaso estaba protegido también por una diosa titular —Isis, Neftis, Selkis y Neit, respectivamente— y debía estar orientado de manera ritual hacia uno de los puntos cardinales: el hígado al Sur, los pulmones al Norte, los intestinos al Oeste y el estómago al Este.

Este procedimiento ritual religioso seguía unas normas muy estrictas llevadas a cabo por los sacerdotes de Anubis durante más de 3000 años. Solo así se aseguraba la trascendencia del cuerpo del difunto al más allá.

Después de rellenarse con los órganos embalsamados, los vasos eran introducidos en  la caja canópea, una suerte de contenedor que durante el cortejo fúnebre era transportada sobre un templete con forma de trineo hasta el lugar de descanso del difunto.


                                        


Los recipientes se realizaban en piedra caliza o alabastro, materiales duros capaces de resistir el paso del tiempo, de manera individual y con un tamaño de entre 50 y 75 centímetros de altura.

Estos vasos canopos pertenecen al ajuar de la princesa Nesjons, de la dinastía XXI, hallados en la necrópolis de Tebas, en Luxor. Están policromados sobre piedra pulida de alabastro y tienen una altura de 36,50 cm. Se exhiben en el British Museum de Londres, Inglaterra.

Alguno de los ejemplos más reproducidos son los vasos canopos del faraón Tutankhamón o los de la reina Kiya, ambos de la XVIII dinastía del Imperio Nuevo.  








OTRAS IMÁGENES RELACIONADAS:


                                        

                                        


OTROS VÍDEOS RELACIONADOS:









0 comentarios :

Publicar un comentario