lunes, 2 de octubre de 2017

Visitas culturales | Iglesia y Osario de Wamba




VISITAS CULTURALES

IGLESIA Y OSARIO DE WAMBA




La iglesia de Wamba es una construcción de repoblación prerrománica cuyo interior guarda elementos arquitectónicos de varios periodos y un secreto macabro, el osario más grande de España con más de 2000 calaveras humanas.




Wamba es un municipio de la provincia de Valladolid en la comarca de Torozos. Su curioso nombre proviene de un topónimo visigodo. Aquí suele situarse el lugar de Gérticos, donde murió Recesvinto y fue elegido rey, contra su voluntad, el anciano Wamba, del que procedería el nombre de la localidad.

Sobre la antigua iglesia visigoda, se establece en el siglo X el Monasterio de Santa María de Wamba, lugar de retiro del obispo de León, y al que pertenece casi todo su aspecto actual. De la iglesia mozárabe sólo se conserva la cabecera triple, el primer tramo de las naves y el muro norte completo. El resto fue sustituido y ampliado a finales del siglo XII, en que Santa María de Wamba pasó a depender de los Caballeros Hospitalarios de la Orden de San Juan de Jerusalén.

Su forma era la de un rectángulo de 18 metros de largo por 12 de ancho, dividido en nueve zonas mediante arcos de herradura sobre pilares, al que se adosa una cabecera, de la misma anchura que el resto de la iglesia, formada por tres ábsides rectangulares, sobresaliendo en el testero el central que es de mayor tamaño que los laterales.


                                        


En esta iglesia se encuentra, utilizado como pila de agua bendita, el conocido capitel bizantino del siglo VI que contiene muchos de los rasgos adoptados en la serie leonesa.

El altar principal conserva todavía las policromías y motivos originales que representan formas geométricas, plantas y animales de marcado carácter oriental. En el tímpano puede leerse: ERA MCCXXXIII (1233) Hasta el rey Juan II las fechas eran escritas en eras pero existe un desajuste de 38 años de diferencia desde que se comienza a escribir en años. Por lo tanto, el año 1195 será cuando se acaba la iglesia definitivamente.

Las bóvedas se transforman en románico del siglo XII con piedra caliza de sillería, siguiendo trazas mozárabes. Sólo hay una bóveda mozárabe en la llamada capilla de Doña Urraca porque en la iglesia de Santa María fue sepultada la reina Urraca de Portugal, esposa del rey Fernando II de León y madre del rey Alfonso IX de León. Posee bóveda de arista y una columna central de tipo palmera, simbología mozárabe con el tronco y los estípites para los dátiles, fruto de la divinidad.


                                        


Adosado al patio del antiguo monasterio se encuentra la capilla de almas considerada la más grande de nuestro país. En una pequeña habitación con bóveda de cañón apuntado se halla el Osario, un cubículo cerrado e inundado de calaveras y fémures perfectamente ordenados como en un puzzle de huesos sin límite. Nos encontramos en un caso único en España, un osario con restos de más de 2000 personas entre monjes, mujeres e incluso niños que se recopilaron desde la Alta Edad Media por razones desconocidas.

El D. Gregorio Marañón se llevó gran cantidad de osamentas a la Universidad Complutense de Madrid. De los estudios realizados se sabe los restos pertenecen a los siglos y XVII, sin saber de dónde proceden, quizá sean de la encomienda de Castilla y León, del Órbigo hasta Salamanca.


                                        


Casi todo son hipótesis en Wamba respecto a ésta singular capilla. Sin embargo nos marchamos de esta humilde localidad sabiendo un poco más de arte, de historia, de la vida y de la muerte. Quizás por eso no podemos olvidar aquella antigua vanitas que rezaba sobre el altar:


“Como te ves, yo me vi, como me ves te verás.
Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás.”






FOLLETO INFORMATIVO:


                    

                     



OTRAS IMÁGENES RELACIONADAS:


                                        

                                        


OTROS VÍDEOS RELACIONADOS:


                    



0 comentarios :

Publicar un comentario