lunes, 26 de diciembre de 2016

Curiosidades | Brook Watson y el tiburón




Curiosidades

BROOK WATSON Y EL TIBURÓN


Es curioso como algunos cuadros pueden alterar el rumbo de la historia. Este cuadro en concreto, encargado al pintor norteamericano John Singleton Copley en 1778, fue determinante en la carrera del político londinense Brooke Watson.

En 1749, el joven Watson de 14 años, sufrió el ataque de un tiburón tigre mientras nadaba plácidamente en aguas del puerto de La Habana. El escualo le arrancó parte de su pierna derecha y gracias a un cirujano cubano pudo regresar con una prótesis de madera a Boston, Massachussets, donde unos familiares cuidaron de él.

A pesar de esta temprana minusvalía consiguió labrarse un futuro prometedor en la armada inglesa hasta ser nombrado en 1793 Comisario General de la armada del duque de York’s, en Flanders. Dos años después, retornó a Londres para emprender su carrera política y su pierna de madera comenzó a convertirse en un símbolo.

Su imagen de aventurero, atacado por un tiburón en su juventud, en una exótica isla del caribe, fue políticamente muy potente en el Londres de 1790, y él la explotó al máximo. Como parte de ésta campaña, Watson contrató al artista John Singleton Copley, para que lo pintase heroicamente en una batalla con el tiburón de La Habana.

En 1796, Brooke Watson fue electo alcalde de Londres, Lord Mayor,  y con ese título terminó su carrera. Comentan que cuando arribaban visitantes a la oficina del Lord, éste se deleitaba exagerando la historia de su pierna de madera, diciendo que había sido arrebatada de su cuerpo entera, de un solo bocado, por una bestia de las profundidades.

La obra fue muy famosa en su época y fue exhibida en la Real Academia de Londres. Actualmente se encuentra en la National Gallery de Washinghton D.C.



Brook Watson y el tiburón. John Singleton Copley. 1778. National Gallery. Washington DC. EE.UU.



0 comentarios :

Publicar un comentario